Si estás pensando en renovar la encimera de tu cocina, y deseas hacerlo con una marca de la máxima calidad y prestigio, seguro que dos de los nombres que te vienen a la cabeza son Neolith o Silestone. Para ayudarte a resolver tus dudas, te traemos una comparativa en la que vas a poder ver en detalle las características de estos productos.

Características de Neolith: ventajas y desventajas

Las encimeras de esta marca están fabricadas en piedra sintetizada, un producto muy novedoso en el mercado, que surgió para dar respuesta a necesidades que los materiales ya disponibles no eran capaces de cubrir. 

Es un material muy resistente

En este caso no estamos ante un tipo de porcelana, sino que se trata de un producto nuevo que destaca por su extraordinaria resistencia frente a la temperatura y los químicos. Aunque limpiarla con productos fuertes no es lo más recomendable, no pasará nada si aplicas tóxicos como la lejía o el amoniaco con moderación.

En cuanto a las temperaturas, una encimera fabricada en este material aguanta tanto las temperaturas elevadas como las muy bajas. Así que puedes sacar alimentos del congelador y dejarlos sobre ella sin mayor problema, o retirar una cazuela del fuego y apoyarla en la superficie sin usar un salvamanteles.

Neolith también es muy resistente frente al peso y la flexión, así que puede tener una vida útil muy muy larga.

Es muy ligero y versátil

A pesar de su gran resistencia, esta piedra sintetizada no es pesada, más bien todo lo contrario. Con ella se pueden crear encimeras muy ligeras. De hecho, una tabla de 3 mm de espesor pesa solo 7 kilos por metro cuadrado.

Su diseño permite cubrir grandes superficies sin que apenas se noten los cortes entre unas piezas y otras. De hecho, más allá de para las encimeras, Neolith también se puede emplear para el revestimiento de la pared y hasta para el suelo.

Es facil de limpiar

Estamos ante un material impermeable y resistente a todo tipo de líquidos. Su nivel de absorción es tan bajo que no vas a tener que correr si se derrama un poco de vino o de aceite. Es resistente incluso a los “grafitis” de los más pequeños de la casa.

La limpieza la puedes hacer fácilmente con un poco de agua y jabón neutro, y la superficie recuperará su belleza natural de forma inmediata.

Protege la salud

Al ser una superficie que se puede limpiar de manera sencilla, garantiza la máxima higiene en la cocina. Además, está elaborada a base de productos naturales que no desprenden ninguna sustancia que pueda llegar a ser nociva para la salud.

Es ecológico

Hasta el 52% de los componentes de una superficie de Neolith son de origen natural y reciclado. De hecho, el 100% de las tablas de este material se pueden reciclar una vez que ha finalizado su vida útil, lo que contribuye a cuidar del medio ambiente.

Inconvenientes de Neolith

– Su instalación es algo más compleja que la de otros materiales que se pueden emplear en el diseño de cocinas, lo que requiere de profesionales que de verdad tengan experiencia trabajando con esta piedra sintética para obtener los resultados deseados.

– Aunque es resistente, puede sufrir rayaduras si se trabaja directamente sobre su superficie, por lo que se aconseja utilizar siempre una tabla para cortar o picar alimentos.

Silestone: pros y contras

El Silestone es una superficie sintética que tiene como base el cuarzo natural, que mezcla minerales y materiales reciclados, y que lleva más de 20 años siendo la auténtica reina de las cocinas.

Gran variedad de colores y acabados

Una de las primeras razones que hizo destacar a esta marca del Grupo Cosentino es que ofrece una amplia gama de colores y acabados, lo que permite crear cocinas que van desde el estilo más clásico al más innovador.

Puede imitar materiales naturales como el granito, presentarse en versión brillante o mate, y su gama de colores es prácticamente infinita: beige, negro, rojo, azul, verde, naranja…

Es un material muy compacto

Esto dificulta que las manchas puedan penetrar en él y, a la vez, facilita la limpieza, aunque en este caso se aconseja no utilizar productos químicos para evitar que la encimera pueda perder parte de su brillo o de su color con el paso del tiempo.

Es precisamente esta característica de ser compacto, la que lo dota de una especial resistencia y prolonga su vida útil durante décadas. En caso de que se produzca algún arañazo o rotura en la superficie, la reparación es sencilla.

Protección antibacteriana

La cocina es uno de los lugares de casa en los que menos deseamos que proliferen las bacterias, y Silestone es de gran ayuda para mantener la higiene. Porque estas encimeras cuentan con protección antibacteriana, logrando que las superficies en las que trabajamos con los alimentos, incluso en las que comemos, estén siempre bien higienizadas y no supongan un riesgo para la salud.

Es muy versátil

Al igual que ocurría con el Neolith, estos materiales de última generación son todos muy versátiles y se pueden adaptar a diferentes espacios. En el caso concreto del Silestone, es fácil de cortar y no es complicado adaptar las piezas a diferentes dimensiones y rincones de la cocina, consiguiendo un encaje perfecto.

Tiene un precio asequible

La popularidad de este material ha permitido elaborarlo a gran escala, lo que ha contribuido a la bajada de su precio. A día de hoy, resulta más económico que otros materiales como el granito o el mármol. Además, como su catálogo es tan amplio, no resulta complicado encontrar una versión ajustada a cada presupuesto.

Inconvenientes de Silestone

Las resinas que contiene este producto hacen que no sea del todo resistente al calor. Si colocas sobre la encimera un metal que esté por encima de los 100º C, pueden aparecer rugosidades y deformaciones en la superficie.

Neolith o Silestone: diferencias y cuál te conviene más

Vamos a comparar algunas de sus cualidades más destacada para que, en base a ellas, tú puedas decidir cuál es el producto más adecuado para ti. Recuerda que estamos ante dos materiales de última generación y de la máxima calidad, así que la elección final dependerá de lo que estés buscando para tu cocina.

Colores

Aunque Silestone cuenta con una impresionante gama de colores y sigue ampliándola con nuevas colecciones, la gama de colores de Neolith es todavía más amplia. De hecho, además, de encimeras de colores, también ofrece diseños en tonos neutros como el blanco o el gris, y cuenta con diseños que imitan materiales naturales como la madera. Por lo demás, en ambas marcas encontramos diferentes opciones de textura.

Resistencia frente a las manchas

Ninguna encimera es 100% impermeable, porque todos los materiales tienen un cierto grado de permeabilidad. Aunque tanto Silestone como Neolith ofrecen un buen nivel de resistencia frente a las manchas y se limpian fácilmente con un poco de agua y jabón neutro, las encimeras de Silestone son algo más porosas, por lo que si se derrama algún líquido deberás secarlo lo antes posible, mientras que con Neolith no es necesario que te des tanta prisa.

Resistencia frente a los golpes

Ambas marcas son muy resistentes, pero el alto grado de compactación de Neolith le resta un poco de elasticidad en caso de impacto. Ante un golpe fuerte en el borde, el riesgo de desportillado es más alto en una encimera Neolith que en una de Silestone.

Resistencia frente a la temperatura

Las versiones de Neolith en acabado mate tienen cualidades muy similares a la piedra natural y aguantan muy bien el calor, pero los modelos con brillo pueden ser algo más sensibles. En el caso de Silestone, como vimos antes, en todas las versiones hay que tener precaución para no apoyar en la encimera cazuelas o sartenes que superen los 100º C.

Resistencia frente a los arañazos

En este caso, no se perciben diferencias significativas. Tanto las superficies de Silestone como las de Neolith tienen una gran resistencia frente a los arañazos, aunque los modelos brillantes son algo más delicados.

¿Cuál elegir?

Como te decíamos antes, estamos ante dos productos de muy buena calidad y que tendrán una larga vida útil en tu cocina. Tienen importantes ventajas y muy pocas desventajas, así que la elección final depende de cuál se adapte mejor a tus necesidades y tus gustos.

Precio Neolith vs. Silestone

Seguro que antes de tomar tu decisión final te interesa saber si hay grandes diferencias en cuanto al precio. Pues bien, también aquí hay similitudes, los modelos más económicos de ambas marcas están por debajo de 300 euros el metro cuadrado. En el caso de Neolith, sus modelos más caros pueden llegar a los 600 euros por metro cuadrado, mientras que en Silestone es raro que algún modelo alcance esa cifra.

Neolith o Silestone, ¿con qué marca te vas a quedar?