El software ERP es un sistema que sirve para organizar, gestionar y automatizar las actividades diarias en las distintas áreas de una empresa. Es decir, se encarga de tareas relativas a la contabilidad, el aprovisionamiento, la gestión de proyectos, la gestión de riesgos, y las operaciones de la cadena de suministro.

Estas son algunas de las áreas en las que se suele emplear este tipo de software, pero existen muchas más e incluye funciones avanzadas muy útiles en el entorno empresarial.  Por ejemplo, incluye herramientas de gestión del rendimiento de la propia empresa que se han convertido en un gran apoyo para planificar, hacer presupuestos, e incluso predecir y notificar los resultados financieros de cualquier organización, independientemente de su tamaño. Por ello, se utilizan tanto en pequeñas como medianas y grandes empresas.

Si te estás planteando en crear una empresa, actualmente es muy importante elegir un software ERP para optimizar todos los recursos de una manera sencilla que te permitirá una organización más eficiente y efectiva.

Por ello, los profesionales de Develoop.net nos van a explicar, gracias a su amplia experiencia en el sector, si es mejor elegir un software ERP genérico o a medida. Esta empresa se encarga, precisamente, de la creación de software de calidad para otras empresas, por lo que recomendamos prestar atención y seguir sus consejos si quieres elevar tu empresa al siguiente nivel.

¿Qué es un software empresarial?

Aunque hace unas décadas las empresas funcionaban de manera analógica y sin el uso de dispositivos electrónicos, hemos ido evolucionando como sociedad. Por ello, actualmente el uso de dispositivos electrónicos ha mejorado nuestro día a día y nos ha proporcionado todo tipo de comodidades.

Gracias a ello, podemos realizar compras desde cualquier lugar, contactar con nuestros amigos a tiempo real, compartir información en las redes sociales, etc. Esto ha llevado a las empresas a tener que actualizarse y adaptarse a los cambios tecnológicos presentes en la sociedad.

Gracias a ello, las empresas han empezado a utilizar distintos tipos de software empresarial para optimizar las distintas áreas del trabajo. Todo ello con la intención de adaptarse a las nuevas demandas y necesidades del mercado, ya que se exige inmediatez y eficiencia como norma general.

Así pues, un software empresarial no es otra cosa que un programa informático que está específicamente diseñado para responder a las necesidades de las empresas. Así, como hemos comentado en la introducción, se pueden llevar a cabo distintos procesos, desde la propia administración de la organización hasta la atención al cliente.

Es decir, su uso permite optimizar al máximo las capacidades organizativas y de gestión de la empresa. De esta manera, a través del software, se puede tener un gran control sobre la misma para destinar correctamente los recursos necesarios y poder perfeccionar la eficiencia de la propia organización para poder ofrecer una respuesta de calidad frente a las necesidades del mercado y de la sociedad.

Ventajas de un software a medida

Hemos comentado que las ventajas de un software a medida son muy importantes, ya que permite adaptarse a la perfección a las necesidades de cada empresa. Esto hace que sea un software que funciona de una manera más precisa y profesional y que, por supuesto, responde exactamente a los requerimientos de tu negocio.

Por ello, es un software más eficiente con el que podrás optimizar, organizar, y gestionar cada una de las áreas de tu empresa con todo lujo de detalles. Además, si en determinado momento cambian las necesidades de la empresa, se puede modificar en cualquier momento, cosa que no sucede con el software estándar. Sin duda, como nos recomienda Develoop.net, elegir un buen software a medida es una buena manera de hacer crecer tu negocio y llevarlo al siguiente nivel.

Diferencias entre un software a medida o estándar

Cuando un emprendedor o grupo de emprendedores se enfrentan a la idea de utilizar un software para su empresa, se encuentran con la existencia de dos tipos de ellos. Es decir, existe el software estandarizado o genérico y el software optimizado a medida.

Ambos son igualmente válidos y, pese a que existen importantes diferencias entre ellos, las empresas los pueden utilizar por igual. Sin embargo, desde Develoop.net nos comentan que uno de ellos ofrece unas ventajas bastante importantes a tener en cuenta respecto al otro.

Software estándar

El software estándar se reconoce por ser bastante genérico, pero que tiene el potencial suficiente para poder resolver muchas de las necesidades de las empresas. Este software lo pueden comprar las empresas para utilizarlo libremente, pero que no se adapta al completo a las necesidades o funciones específicas de cada empresa.

Es decir, de todas las funcionalidades que presenta el software estándar, las empresas sólo utilizarán algunas de ellas, dependiendo de sus necesidades. Sin embargo, puede haber funciones específicas que sean necesarias para la empresa que no pueda cumplir. Esto se debe a que este software ya ha sido desarrollado para ser utilizado de manera genérica. Como resultado, su funcionamiento es menos eficiente y, por lo tanto, menos profesional.

Como ventaja, este software se caracteriza por ser más barato y por presentar menos errores ya que muchas empresas lo han probado y notificado sus errores. Por ello, lo más seguro es que estos problemas se hayan corregido mucho antes de que solicites el software para tu negocio. Pero, por contra, no se puede modificar para poder adaptarlo mejor a tu empresa, en el caso de que existan nuevos requerimientos o necesidades.

Software a medida

El software a medida, en cambio, está diseñado para cumplir las necesidades específicas de cada empresa y de cada forma de trabajo. Por ello, se caracteriza por cuidar hasta el mínimo detalle y por adaptarse a la perfección a los requerimientos de la organización. Por lo que siempre supera las expectativas previas. Es decir, la empresa utilizará todas las funciones que este programa ofrece para realizar todo lo que necesita.

Como ventaja, encontramos que se adapta a las necesidades específicas de la empresa y que cumple perfectamente con las funciones. Después de todo, es un sistema que se ha creado especialmente para una empresa en concreto. Por ello, es un software más profesional y que permite un funcionamiento más eficiente.

Como desventajas, encontramos que es un software que tiene un desarrollo bastante lento, ya que debe crearse desde cero y específicamente para cada empresa. Asimismo, esto hace que sea más probable que contenga errores que se tengan que ir solucionando con el propio uso y testeo. Además, suele ser más caro, ya que se debe crear desde cero y esto lleva un tiempo hacerlo. Pero, pese a que estos inconvenientes parecen bastante grandes, te aseguramos que merece la pena optar por este tipo de software.