El mundo la construcción cuenta con numerosos avances tecnológicos que se han descubierto en los últimos años y, sobre todo, a la hora de hablar de las tabiquerías ligeras se puede comentar la forma en la que estas se han ido consolidando recientemente como una de las mejores soluciones para plantarle cara al ladrillo tradicional, ya que ofrecen un buen aislamiento térmico y acústico y, además, son mucho más baratas de adquirir, entre otras características.

De esta forma, los dos materiales que más resuenan en este campo son el Pladur y el Fermacell, ambos muchas veces comparados. Por ello, en este artículo venimos a contarte cuáles son las características de cada uno de este tipo de panelaje y cuáles son sus ventajas e inconvenientes, así como las diferencias principales que hacen que cada uno de ellos pueda resultar más adecuado para un tipo de proyecto u otro.

Características del Fermacell

Por lo general, se puede definir el Fermacell como un tipo de panelado simple en lugar de doble que resulta muy estable y que cuenta con una excelente protección contra incendios, además de un aislamiento acústico y térmico impresionante.

Este ha cambiado radicalmente parte de la industria de la construcción, pues resulta muy útil y económico y un material pionero en muchas construcciones.

Por norma general, este tipo de panelado suele ser utilizado especialmente para la construcción de techos, suelos y tabiques, ya que como este material está fabricado con agua, papel reciclado y yeso y no cuenta con ningún otro conglomerante, esta mezcla cuenta con un nivel de calidad excelente, además siendo totalmente ecológico, y no me perjudica al para el medio ambiente.

Es un tipo de material que resulta excelente en las construcciones relacionadas con la protección de incendios o en las que se necesita utilizar un tipo de panel que aguante bien la humedad del agua, ya que el Fermacell encaja perfectamente en esas características y no solo protege del calor y de la humedad, sino que además cuenta con una salubridad excelente en su uso.

Además de todo esto, el Fermacell resulta extremadamente resistente, es decir, que aguanta golpes y permite manipularse de distintas formas. Por ejemplo, admite el tallado, el corte, el pegado, etcétera.

Por si todo esto no fuera suficiente, apenas cuenta con una dilatación térmica, de modo que resulta muy útil para utilizarse como construcción base para distintos proyectos en exteriores, ya que el calor no perjudicará en ningún momento la estructura.

Características del Pladur

Este otro tipo de panel simple es uno de los que a día de hoy se entiende como de mayores prestaciones gracias a su facilidad de instalación y a muchas otras características, como las que mencionamos a continuación. 

Uno de los líderes de la industria en el ámbito de la construcción, el Pladur se entiende como placas de yeso laminadas entre distintas capas de cartón, y es perfecto para tabiques, techos o paredes. Te contamos que la hace tan especial a continuación: 

  • Una de sus mejores propiedades es que este material no es inflamable, de modo que cuenta con una excelente resistencia al fuego cuando queda expuesto de forma directa. Esto se debe a su composición de sulfato de calcio hidratado y a otros compuestos químicos.
  • Existen distintos tipos de placas de Pladur como son, por ejemplo, las placas de Pladur Blanco conocidas como tipo N; las placas de Pladur Rosa, conocidas como tipo FOC; las placas de Pladur Amarillo, a las que se denomina tipo GD, las placas de Pladur Verde, que también se conocen como tipo WA; y las placas de Pladur Azul, a las que se les denomina tipo FON.
  • La rapidez de instalación es uno de los factores esenciales del Pladur, ya que como este viene siempre estandarizado en forma de placas se reduce la mano de obra. Esto es porque como se gasta mucho menos tiempo en el montaje se consigue un gran ahorro económico.
  • El Pladur se utiliza muchas ocasiones como terminado final, aunque en otras sí que se reviste con un azulejo o con pintura, pero generalmente cuenta con una apariencia que resulta bastante estética.
  • La instalación del Pladur se lleva a cabo en seco y por esto nunca genera ningún tipo de suciedad ni escombros, así que eso se entiende como un material muy limpio para utilizar.

Pros y contras del Fermacell

Pese a su multitud de usos, es cierto que no todas las características de este material son positivas, de modo que resulta muy interesante que puedas aprender sobre sus ventajas y desventajas a la hora de aplicarlo en cierto tipo de obras. 

Te contamos lo mejor y lo peor del Fermacell:

Pros del Fermacell

  • La instalación de este tipo de paneles suele ser muy fácil y sencilla, ya que es un material muy maleable y que además permite todo tipo de acciones como el corte, el pegado, el fresado, el taladro, etcétera.
  • Son bastante resistentes a todo tipo de impactos pues cuenta con una densidad muy elevada y una estructura muy imagenea.
  • Ya que su fabricación es totalmente natural no emite ningún tipo de tóxico y es de los más cómodos seguros para una habitabilidad prolongada.
  • Este tipo de material aguanta extremadamente bien la humedad, por lo que puede instalarse en todo tipo de áreas como, por ejemplo, los baños.
  • Cuentan con un excelente aislamiento acústico, así que son ideales para aquellos entornos que necesiten una absorción acústica.
  • Además, también cuentan con un increíble aislamiento térmico que repele el fuego por completo, por eso suele aplicarse mucho en las cocinas. 
  • Al ser un material natural también es completamente ecológico, de modo que no daña el medio ambiente en su construcción, instalación y producción.

Contras del Fermacell

  • Es un material que cuenta con un coste algo más elevado que el de otros más similares, por lo que es un detalle importante a tener en cuenta.
  • Debido a sus dimensiones en ocasiones puede resultar algo complicado de transportar.

Pros y contras del Pladur

Ahora que ya conoces los pros y los contras del Fermacell, seguro que te interesa también saber cuáles son las mejores y las peores características del Pladur para que puedas entender para qué sirve cada material y en qué circunstancias es mejor que utilices cada uno para tus proyectos:

Pros del Pladur

  • Este material cuenta con un montaje extremadamente rápido, por lo que puede resultar muy útil para proyectos de urgencia.
  • Como se realiza en seco, el Pladur apenas ensucia y, además, cuando lo hace destaca por ser muy fácil de limpiar en todas las superficies.
  • El acabado final que proporciona es excelente, ya que los controles de calidad desde su proceso de fabricación son mucho mejores que los del ladrillo tradicional, el yeso y la pintura.
  • El aislamiento térmico de este tipo de material es muy bueno, además del acústico, por lo que es preferible a otros materiales similares.

Contras del Pladur

  • Debido a que es un material específico, si hablamos de construcciones a gran escala, requiere de una mano de obra especializada, pues no todos los profesionales saben cómo manejar este tipo de material.
  • Si no se coloca de la forma adecuada el Pladur puede hacer aparecer burbujas de aire que pueden afectar seriamente en la terminación final de su instalación.
  • Este tipo de material es mucho menos resistente a la humedad y al agua que, por ejemplo, el ladrillo, por lo que hay que saber en qué zonas es bueno instalarlo y en cuáles no es recomendable.
  • Respecto a sus dimensiones, estas son mucho más grandes que las de materiales similares, por lo que hay que tener un transporte mucho más específico para ser capaz de mover grandes cantidades.
  • La resistencia del Pladur es mucho menor que la de otros materiales, por lo que este no aguanta bien elementos pesados que cuelgan de la pared. 

Diferencias entre el Fermacell y el Pladur

Installation of false ceiling of gypsum board

Una vez comprendidas las características de ambos tipos de materiales, ha llegado el momento de ver de una forma simple y concisa la comparativa que muestra las diferencias entre el Pladur y el Fermacell, de modo que puedas entender cuál de ambos materiales se adapta mejor en función al tipo de trabajo que deseas hacer.

  • En general, cabe decir que pese a que existen diferencias entre los dos tipos de materiales, lo cierto es que en muchas ocasiones se utilizan para fines muy distintos, por lo que no resulta del todo justo compararlos lado a lado. 
  • Como bien hemos comentado, el Fermacell cuenta con muchas más resistencias que el Pladur, por ejemplo, la resistencia acústica, la resistencia térmica y la resistencia a la humedad, así que en ese ámbito el Fermacell es mucho más versátil del Pladur.
  • Por otro lado, el Pladur es un tipo de material muy utilizado en la construcción de muebles, techos, suelos, paredes, etcétera, gracias a lo fácil que es manejarlo y a su ligereza, por lo que en ese sentido el Pladur tiene muchísimas más aplicaciones.
  • Además de esos atributos, cuando hablamos de necesidades de instalación, lo cierto es que ambos necesitan ayuda de un profesional cualificado para manipularlo, pero en especial el Fermacell puede llevar más complicaciones que el Pladur.